Agrupaciones sociales presentaron iniciativa popular de norma de educación pública estatal-comunitaria a la Convención Constitucional

Jueves, 23 de diciembre de 2021


Una de las propuestas populares de normativa constitucional más interesantes fue presentada la semana pasada por una articulación de distintas organizaciones ligadas a la educación, movimientos sociales, sindicales, feministas (entre otras) y busca plasmar un giro radical en la actual mirada de mercado hacia una educación pública estatal-comunitaria.

Por Alejandro Baeza

La propuesta fue trabajada durante meses de manera sistemática y colaborativa por organizaciones educativas y equipos técnicos del Colegio de Profesoras y Profesores de Chile, Federación Nacional de Trabajadores de la Educación, Federación de Sindicatos de colegios particulares, Asociación de Funcionarios de Junaeb – AFAEB, Fundación Por la Infancia sin Voz, Red de profesores y profesoras de Filosofía, Círculo de Profesoras Feministas Amanda Labarca, Comité de Educación Feminista No Sexista de la Coordinadora Feminista 8M, Movimiento de Educación Diferencial, Fundación Nodo XXI, entre muchas otras.

La iniciativa popular de norma apunta a sintetizar un sistema de educación alternativo al actual modelo de mercado.
En este sentido, el vicepresidente del Colegio de Profesores y Profesoras, Eduardo González, declaró a RESUMEN que «Su propósito es incidir en la Convención desde los movimientos sociales y poder generar un proceso de movilización popular en torno a la propuesta».

: Desde 2012, el Estado entregó $65.962.813.363 al empresariado forestal a través de subsidios CORFO y rebajas tributarias

Esta propuesta se ingresó la semana pasada y ahora las secretarías técnicas de la Comisión de Derechos Fundamentales tienen que chequear que esté todo en orden para posteriormente liberarla a la población y que reúna los 15 mil patrocinios necesarios para discutirse en la Convención.

«Lo fundamental es que se quiere establecer un sistema de educación pública y que la Constitución debe establecer todas las bases para construirlo, porque nosotros partimos del diagnóstico que hoy día no existe educación pública, eso implica establecer un modelo público estatal-comunitario, ése es el tema de la propuesta. Esto significa reconocer la educación como un derecho fundamental, implica que este derecho debe ser garantizado por el Estado y esta garantía debe operar en la provisión, es decir, la escuelas o liceos públicos de provisión estatal, no privado como hoy día existe y que junto a ese proceso se deba reconocer el derecho a las comunidades a la participación y deliberación resolutiva en los espacios locales», indica el dirigente apuntando a que esperan ya esté disponible para patrocinar a partir de la próxima semana.

Uno de los elementos más interesantes de esta propuesta y que marca un giro radical con el actual modelo es que pone al Estado como primer responsable del derecho a la educación, en tanto organizador y gestor del sistema plurinacional articulado para una educación pública de carácter democrático y comunitario, mediante servicios públicos, con financiamiento permanente, directo y basal, esto es, pertinente y suficiente que les permita cumplir plena y equitativamente con su función. Para ello propone que el Estado destine a lo menos el 6% del PIB para el financiamiento.

Por otro lado, la derecha también presentó dos propuestas en materia de educación. Consultado sobre este punto, González afirmó que «chocaríamos directamente con éstas, porque la derecha lo que busca es hacer una base social que permita respaldar el modelo actual, su propuesta es mantener todo igual como está y seguramente va a crear un marco de presión política para poder decir ‘miren, aquí la ciudadanía quiere esto’, el derecho a hacer negocios».

Finalmente, cabe destacar la importancia de este trabajo coordinado por agrupaciones de distintos ámbitos que superan meramente al de la educación, lo que puede marcar un camino para futuras instancias similares en otras áreas. «Yo creo que esta coordinación es de una relevancia fundamental porque permite por primera vez agrupar a las organizaciones no en base a una unidad de acción, sino a una unidad de propósitos, en torno a un objetivo común de lucha. Entonces se ha generado una unidad ideológica y programática y en función de eso articular distintas organizaciones que son de distinta naturaleza, organizaciones sindicales, centros de pensamiento, movimientos feministas, movimientos docentes y otros. Permite defender a los movimientos sociales, porque hoy en día existe una fragmentación total, entones con esta articulación se puede decir que los movimientos sociales están coordinados presentando una propuesta y eso es cualitativamente es una cuestión muy distinta» concluye el dirigente gremial.

© FUENTE ORIGINAL