Jacqueline Yáñez en Mea Culpa: el secuestro de 16 horas que horrorizó a Río Negro

Sábado, 06 de noviembre de 2021

«Es una mujer que ha cometido un delito que es inenarrable. Yo creo que este es el caso, en la historia de Mea Culpa, que he encontrado más violento».

De esta manera, Carlos Pinto adelantó el tercer capítulo de Mea Culpa titulado «Adiós al cariño».

Se trata de un caso de secuestro y tortura ocurrido en la comuna de Río Negro, en la Región de Los Lagos, en marzo de 2017.

Según pudo averiguar La Cuarta, corresponde a una de las historias más crudas e inimaginables que se podrán ver en esta nueva temporada del clásico programa de TVN.

¿Su gran protagonista? Jacqueline Yáñez, condenada a 20 años de prisión y que, por primera vez en televisión, entregará detalles de las casi 16 horas de terror que le hizo vivir a sus víctimas.

El secuestro

Luego de un extensa investigación, la justicia dio por acreditado que, el 4 de marzo de 2017, Rodrigo Gallardo, María Inayado y Jacqueline Yáñez trasladaron a un hombre hasta una casa ubicada en el centro de Río Negro.

La víctima, identificada con las iniciales B.A.I., fue retenida en dicho domicilio en contra de su voluntad.

Fue en este contexto que, en algún momento de la noche, Jacqueline dirigió un golpe de hacha de grandes dimensiones a la cabeza del capturado.

Pese a la gravedad del ataque, el resultado fatal fue evitado por el propio afectado al interponer su antebrazo, sufriendo un corte profundo en dicha extremidad.

Posteriormente, la misma mujer y Cristián Bahamondez -quien se sumó al grupo- procedieron a cortar el lóbulo de la oreja izquierda y a golpear a B.A.I., provocándole una fractura dental.

Más tarde llegó al lugar una segunda víctima. Se trata de A.M.L., expareja de la condenada María Inayado y quien fue invitado a la vivienda para «compartir alcohol».

Luego de beber por un breve lapso, el hombre intentó retirarse del inmueble, siendo retenido forzosamente por Inayado, Yáñez y Bahamondez, quienes también le cortaron el lóbulo de la oreja.

Finalmente, gracias al aviso de un testigo, las víctimas fueron liberadas por funcionarios policiales que llegaron al lugar. Eso sí, ya habían transcurrido cerca de 16 horas.

Condenas

El 16 de enero de 2019, a casi dos años del hecho que horrorizó a la comuna sureña, María Inayado, Rodrigo Gallardo, Cristián Bahamondez y Jacqueline Yáñez fueron condenados por el delito de secuestro.

Además, el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Osorno determinó la inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras duren estas condenas.

En el caso de María Inayado, se estableció que deberá cumplir dos penas de 5 años de presidio en calidad de autora de los delitos consumados de secuestro simple de B.A.I. y A.M.L., y dos años de presidio como autora de lesiones graves en contra de su expareja.

Por su parte, Cristián Bahamondez deberá purgar 15 años de presidio como autor de los delitos consumados de secuestro simple y lesiones graves en contra de ambas víctimas.

En tanto, Rodrigo Gallardo deberá cumplir 5 años de presidio, en carácter de autor del delito consumado de secuestro simple de B.A.I.; 5 años de presidio como autor del delito consumado de tenencia de arma de fuego artesanal; y 200 días de presidio por porte de arma cortopunzante.

Finalmente, la condena más importante recayó en contra de Jacqueline Yáñez, quien deberá pasar 20 años tras las rejas en calidad de autora de los delitos consumados de secuestro simple y lesiones graves a B.AI. y A.M.L.; porte ilegal de arma cortopunzante; y del delito frustrado de homicidio simple de B.A.I.

© FUENTE ORIGINAL