Pablo Aránguiz recibe amenazas de muerte tras pelea con barristas de la ‘U’

Domingo, 07 de noviembre de 2021

Complicada situación para Pablo en estos días.

Pablo Aránguiz, jugador de la Universidad de Chile, recibió amenazas de muerte en las últimas horas de barras azules. El mencionado contará con protección policial para evitar que los ataques se materialicen, teniendo en cuenta que las palabras que le hicieron llegar fueron realmente graves, las que asustarían y dejarían con preocupación a cualquier persona.

Cabe destacar que todo esto se da luego que el ex jugador de Unión Española y Dallas FC fuera agredido el sábado por hinchas de la U. Los mismos ingresaron a la cancha del Estadio El Teniente, luego de la derrota ante Curicó Unido, los que claramente se encontraban muy furiosos por la crisis deportiva que atraviesan. Con siete derrotas en los últimos ocho partidos, el clima está muy tenso.

Como se pudo ver a simple vista, el jugador distintos golpes de parte de los fanáticos, aunque luego terminó siendo protegido por los funcionarios del club. Esto, hasta que pudo retirarse camino a los vestuarios. Sin dudas, un momento de mucho nerviosismo y miedo para él y sus familiares. Por ello, el presente es complicado.

Días de miedo para Pablo

Entendiendo lo que informaron desde La Tercera, el volante de 24 años recibió las amenazas vía telefónica y mediante sus perfiles en redes sociales. Además, como si eso fuera poco, hubo también otro agredido en el campo. El extremo Thomas Rodríguez, hijo del símbolo azul y ex mediocampista argentino Leonardo Rodríguez, pasó por una situación similar a la de Pablo.

Desde la entidad deportiva, dijeron sobre lo ocurrido con Pablo: «El club solidarizó con el futbolista, quien puso los antecedentes a disposición de Carabineros. La policía uniformada deberá iniciar los procedimientos para dar con los responsables y, eventualmente, ponerlos a disposición de los tribunales. En el intertanto, le proveerá de resguardo para evitar que los ataques se materialicen».

Pablo Aránguiz.
Pablo Aránguiz.

© FUENTE ORIGINAL